• REVISTA MANTIS

Noso3 en Cielo

Por diamantEdulce -


Cielo Nuar, tallerista del Encontrolazo 2019, habló con Mantis y nos transmitió su experiencia y algunas reflexiones para seguir madurándonos en la diversidad, porque la alternativa existe.


Desde la periferia se labra la alternativa, desde el margen, como un hechizo más que como un deseo, porque precisamos de poderes mágicos cuando la herida que pretendemos sanar es invisible y ancestral. A la alternativa la danzamos, la actuamos, la cantamos, la diseñamos, la musicalizamos, la registramos y la construimos desde la creatividad para deconstruir el encierro al que nos somete la normalización.


El sentido común revela su manipulación. La conciencia binaria excluye la diversidad cósmica y flagela con estándares y estereotipos al devenir dinámico de ser. Crea fronteras para poder tomar desde los límites, porque le es insoportable la imposibilidad de conservar.


Las fronteras fueron inventadas muy lejos de la naturaleza, trazadas sobre ella, como se traza el dominio patriarcal sin habitar la biodiversidad que irrumpe a su paso, y distribuye, y se adjudica, y expropia, y viola, y vende, y compra ¿Cómo se trazan los límites de lo que no se conoce? ¿Quiénes gobiernan nuestras manos hacedoras, la libertad de nuestras cuerpas? ¿Qué siembra “monsanteada” germina en el suelo de nuestra mente creativa? ¿Quién arma a les humanes? ¿Quién mata?


Leí en la pizarra: Performance y hechicería (Cielo Nuar). “¿Dónde está pasando esto?”, me dije. Les pibis, que reescribían la pizarra cuando finalizaba el primer turno de conversatorios y arrancaba el siguiente, señalaron aquel círculo y me acerqué.


Enseguida me hicieron un lugarcito, sin hablar, comunicándose con la mirada. Alguien ritualizaba en el centro del círculo, una estrella de día, o una flor de la noche. La luna creciente fue la sonrisa de Cielo; la lluvia, tus lágrimas. Descalzamos la cuerpa, sentimos el pasto, nuestro cantero de plaza. Se hizo barro y materializamos la alternativa como un pájaro dibuja en la altura un nido de tierra. Su voz guió la visión que sana el enigma de los sueños. Tantos sueños como ganas de soñar. Nadie dormía. El silencio nos decía.


Fotografía por diamantEdulce -


¿Cómo te integraste a la propuesta de talleres y conversatorios del Encontrolazo 2019?


— Me convocó una de las pibas que organiza y me dijo “Che, he conocido tu trabajo, tus talleres de performance, sé que estás activando un taller en Casa La Pantera (La Plata) y te quería convocar para que lo des en el Encontrolazo, al aire libre, en una plaza”. Y me re copó, por los conocimientos que una tiene —ya sea de magia o hechicería— que puedan estar ahí, en exposición, de forma horizontal y libre. Además, qué mejor espacio que ese, bueno, dentro de la ciudad, las plazas son lugares de encuentro, con esa naturaleza de la cual provenimos, donde existimos de otra forma, mucho más conectades.


Un poco las plazas son como ese refugio, si bien artificial, generado por la humanidad; son el lugar para escaparse un poco de la arquitectura rígida del cemento gris.


— Eso me llamó la atención. De hecho me preocupó mucho cuando llovió el primer día, dije “Uh… voy a tener que hacerlo en un espacio cerrado…”. Al final no fue así, se pudo realizar al aire libre y fue maravilloso.


¿Cómo describirías tu participación?


— Mi participación fue en talleres respecto al antiespecismo y la disidencia; uno que me encantó era cómo cuidarnos entre troles. Sin embargo, siento que faltó algún lugar para poder habitar mi identidad marica, o puto, entre pares. Hay muchísimos debates que tenemos que dar las maricas entre nos, porque estamos en diferentes momentos con las demás identidades, hay ciertos privilegios que quienes somos maricas cis o que transitamos por ahí, nuestro género fluido, no sé, hay ciertos privilegios que tenemos que empezar a reconocer, y también ver cómo los enunciamos, desde una forma que puedan coexistir y no aplastar, o silenciar, a otras identidades, y de esa forma poder generar un espacio propio y una política de convivencia entre disidencias.


La experiencia del taller fue maravillosa. Al principio yo dije “Uy… no sé cuántas personas va a haber”; estábamos ahí en el parque, y de pronto se empezó a acercar la gente, uno, dos, tres, hasta que terminamos por ser como treinta y pico, en un círculo central, y después como que se fueron abriendo otros círculos por fuera del cuadrado que yo había hecho a modo de protección para la gente del taller – como era abierto, la gente podía escuchar mis instrucciones, y podían seguirla. Nada, me pareció interesante. Al mismo tiempo, como que me preocupó, “Wau, cómo cuido a toda esta gente”; porque hacemos ejercicios que mueven energía, que se conectan con ciertos poderes, entonces cuidar a tanta gente es una responsabilidad muy grande. Traté de prestar mayor atención posible a todos los grupos que se fueron formando —al grupo central y a los más pequeños— y estuvo todo bien.


Me pareció una gran galaxia de seres que ritualizamos como un fractal de rituales y eso me gustó mucho, jamás lo había vivido en toda mi experiencia y llevo cinco años dando talleres de performance con enfoque en la magia, en la hechicería popular.


— Hubo un momento en el que me conecté mucho con el territorio, cuando une de les pibis que hizo un ritual nos tiró agua en los pies a todes les que estábamos en el círculo. Luego, empezó a saltar en el centro, ella y todes empezamos a saltar, generamos un barro en nuestros pies, que salpicaba y salpicaba; y para mí era la imagen de la mezcla, la alquimia de nuestros seres con nuestro entorno, comprender que no estás desunido y que hay una conexión que si se invoca nos puede hacer pertenecer siempre. Nunca estamos soles; la tierra, las plantas, los espíritus, les elementales siempre están con nosotres y eso me conectó muchísimo.


¿Te gustaría que haya un nuevo Encontrolazo 2020?


— Claro. Creo que tienen que hacerse constantemente Encontrolazos. Incluso más de una vez al año. Me gustaría que pudiésemos mantener, quizás, como unos encuentros —ya sea en La Plata, ya sea en todos los lugares que podamos— donde las disidencias podamos organizarnos, encontrarnos, vernos a los ojos, leer nuestras percepciones, habitar lo invisible y desde ahí, tejer resistencias, cariños, amores, videncias y brujerías poderosas para todas las luchas que se nos vienen y para nuestras vidas.


Comprender que nuestra energía si gira entre nosotres y no es capturada por el mundo macho es muy poderosa y muy linda.

¿Qué información de actualidad nos podes dar acerca de tu taller de Performance y hechicería?


— Este año ya lo estoy finalizando solo con algunas presentaciones, intervenciones en movilizaciones sociales. Habrá próximas fechas para los talleres ya para el próximo año. Yo vivo en un territorio que actualmente está siendo arrasado y precarizado por las políticas neoliberales; un estado totalmente aplastante con las grandes mayorías que son el pueblo pobre, trabajador, originario, ¿no es cierto? En ese contexto yo estaré en vacaciones en Chile después del festival de la Diversidad en el Bolsón y lo más probable es que también haga un taller ahí. Luego me iría para Chile. Estaría allá activando y regresaría en Marzo, cuando se reanuden los talleres en el territorio argentino.


En La Plata ocurrieron tres encuentros y une podía elegir canalizarse en la masividad que más representara la opresión que el patriarcado ejerce en la propia realidark.

El Encontrolazo no fue una fiesta solamente, fue un encuentro plurinacional y diverso, autogestionado, con conversatorios, talleres, y actividades compartidas, micrófono abierto, feria atr y propuestas que incentivaron y reforzaron la visibilidad de las disidencias. Fuimos deformades en cada abrazo consentido para transitar desde ahí mezclades, involucrades en la transformación. La ilusión del límite, del horizonte, no se sostiene. Vivimos la redondez de lo que flota en constante mutación porque vive. Cuidamos la lucha propia y reforzamos así la lucha mutua.


Representades en la deconstrucción de la palabra, forjamos un lazo indecible por iguales en la diferencia, nosotres, que ya sabíamos de antes habitar el silencio.


+info: @cielo_nuar

@2019 REVISTA MANTIS

  • Instagram - Negro Círculo
  • Facebook - Círculo Negro
  • Twitter - Círculo Negro