• REVISTA MANTIS

Los hombres me explican cosas: ensayos que explican verdades

Texto y fotografía por Tais Chiurazzi -


A aquelles (en general pertenecientes a otras generaciones) que defienden argumentos sin sentido sobre el rol que deben ocupar las mujeres en la sociedad, les recomiendo este libro. Rebecca Solnit es la autora de Los hombres me explican cosas, tiene 58 años y lucha por los derechos de las mujeres desde que tiene memoria. Muchos de sus ensayos están plasmados en este libro, donde intenta concentrar las ideas principales sobre feminismo y las injusticias que vivimos hasta el día de hoy.



El libro comienza con el ensayo que da título al libro. La autora describe una situación que se dio durante una fiesta a la que asistió: un hombre comenzó a explicarle un libro, pero lo que él no sabía era que estaba hablando con la autora. Lo que más sorprende de esta situación no es el hecho de que el hombre desconociera la autoría de River of Shadows: Eadweard Muybridge and the Technological Wild West (“Río de sombras. Eadweard Muybridge y la tecnología en el Viejo Oeste”), sino el hecho de que decidió explicarle los conceptos que se plasman en él como si Rebecca no los comprendiera. Tampoco escuchó lo que ella tenía para decir. Para explicar estas actitudes, Solnit acuñó el término mansplaining, que hace referencia a la necesidad imperiosa que tiene el varón de explicarle algo a una mujer por asumir que él tiene un mejor manejo del tema, solo por el hecho de ser hombre. Percibe que es su deber, sin tener ningún tipo de prueba del conocimiento de la mujer, tener que tomar la palabra, poniéndola en un nivel inferior; algo que sucede en el cotidiano de muchas mujeres.


Los nueve ensayos que se encuentran en el libro fueron escritos y publicados entre 2008 y 2014. El libro se publicó recién en 2019. Haciendo un recorrido breve por los nombres de varios capítulos que lleva este libro, comenzaré analizando “La guerra más larga”. Dentro de este capítulo, compuesto por siete ensayos, se reflexiona sobre la violencia de género, haciendo hincapié principalmente en Estados Unidos. Recorre diferentes casos y realiza reflexiones sobre los mismos.


Las injustas sentencias que reciben los violadores y asesinos son criticadas y puestas en juego por la autora. En el país de Donald Trump, cada 6.2 minutos se denuncia una violación y una de cada cinco mujeres es violada en algún momento de su vida. Con datos crudos y noticias reales, la autora plantea cómo los medios de comunicación disminuyen la gravedad de la situación y ponen acento en otras dimensiones de la noticia. Podemos destacarlo en este fragmento:


“Cuando alguien escribió un artículo que señalaba que en los Estados Unidos parecen ser los hombres blancos quienes cometen los asesinatos en masa, la mayor parte de los comentarios que aparecieron a modo de respuesta (en su mayoría hostiles) aparentemente solo notaron lo de blanco”.


En otro de los ensayos llamado “Mundos que colisionan en una suite de lujo”, la autora describe el abuso de poder basándose en el caso de Dominique Strauss-Kahn, ex director del Fondo Monetario Internacional, quien fue acusado de violar a una empleada doméstica africana en un hotel en el que estuvo hospedado. Los medios no dejaron de ser protagonistas; esta vez, por el terrible trato que se le dio al caso. El poder del acusado tuvo mucho que ver. El racismo también es mencionado en el libro, ya que la autora pone en juego sus nacionalidades para explicar el hecho: “El nombre de ella era África. El de él, Francia. Él la colonizó, la explotó, la silenció [...]”.


A partir de allí comienzan a explicarse, mediante diversos ejemplos de abuso de poder, diferentes situaciones que viven las personas en los países subdesarrollados: las consecuencias económicas, la explotación de la mano de obra, el sistema educativo y el medio ambiente, entre otros.


Luego, en el capítulo llamado “Elogio de la Amenaza”, recorre el camino de los Estados Unidos hacia el matrimonio igualitario. Pero lo hace desde una perspectiva de lucha feminista, ya que explica cómo lograron plantear y establecer la idea de que un matrimonio entre dos personas del mismo género es posible, al igual que el heterosexual, esforzándose para transformar las relaciones (que en algunos lugares lo sigue siendo) jerárquicas en relaciones igualitarias.


Para llegar a esta conclusión, la autora realiza un recorrido desde los comienzos del matrimonio heterosexual, cuando la mujer era propiedad del hombre; poniendo como punto de partida Gran Bretaña en 1765. El hombre, además, poseía los bienes, porque se suponía que la mujer no era capaz de administrarlos. La mujer era sometida completamente, y se ejercía violencia física contra ella. Los conservadores estadounidenses actualmente siguen manteniendo esta postura y repudiando el matrimonio igualitario. En 2012 se unieron contra la renovación de la Ley de Violencia contra las mujeres en dicho país, emitiendo argumentos sin sentido sobre el matrimonio igualitario. Finalmente, la autora concluye: “La igualdad en el matrimonio es una amenaza: una amenaza a la desigualdad. Es provechosa para todo aquel que valora y se beneficie de la igualdad. Es para todos y para todas.”


Un capítulo destacado, a mi parecer es, “Abuela Araña”. Sintéticamente, plantea la visión de las mujeres de la familia: la idea de que las mujeres están para enseñar a coser, tejer, explicar los quehaceres de la casa, pero no para debatir, explicar y tomar decisiones. En los árboles familiares, planteados en el libro como redes familiares, las mujeres no son tenidas en cuenta; directamente son eliminadas de él porque no dejan el apellido a su descendencia. Actualmente, muches están decidiendo que sus hijes lleven doble apellido, pero hace años atrás esto era totalmente impensado. Rebecca lleva el tema más allá y conecta la desaparición de los apellidos en los árboles familiares con la desaparición de las mujeres. Los femicidios son muertes borradas, silenciadas, desaparecidas para los medios, algunas más del montón.


Finalmente, no deja de lado a los movimientos que han hecho historia y quieren darle a las mujeres el lugar que deben tener en la sociedad. Se destaca #YesAllWomen y #NiUnaMenos.


La autora finalmente comprende este libro como un conjunto de ensayos que sirven para la reflexión sobre la vida de las mujeres, atravesando diversos temas como violencia, injusticias y vida familiar, entre otros. Destaca que no todos los hombres actúan de esta forma, y que tampoco todas las mujeres son feministas. Es un libro que ayuda a comprender el por qué luchar por los derechos y seguir reclamando el lugar que realmente se merecen las mujeres en la sociedad.


@2019 REVISTA MANTIS

  • Instagram - Negro Círculo
  • Facebook - Círculo Negro
  • Twitter - Círculo Negro