• REVISTA MANTIS

Les cuerpes desobedientes. Entrevista a la jam de dibujo "No somos un jarrón"

Por María Emilia Giordano -


Desde hace unos años la popularidad de las jams de dibujo con modele vive empezó a crecer más. Lo que estuvo recluido y guardado mucho tiempo hacia el adentro de los talleres de dibujo y pintura, donde le modele vive era usado solo para la práctica y el perfeccionamiento con una referencia real en carne viva, comenzó lentamente a difundirse por los centros culturales. Un nuevo tipo de evento colaborativo surgió, y el boom de las jams de dibujo estalló, atrayendo a artistas y almas curiosas. La tendencia nos lleva a preguntarnos: ¿qué onda con el fenómeno jam? ¿De dónde viene el deseo desenfrenado por la pose viva? De estas mismas preguntas y de la fusión con el estallido feminista emergente partieron las chicas para crear No somos un jarrón, un colectivo de artistas que llegó para quedarse y que promete su segunda versión virtual a través de zoom a causa del confinamiento 2020. Conversamos con las creadoras, Mora de las Casas y Vicki Castria, para saber más.


¿De dónde surge la idea del proyecto y por qué No somos un jarrón?


“Es un proyecto que nace desde la necesidad de compartir, aprender, aprehender, bancarnos y conocer artistas emergentes que apoyen la autogestión de disciplinas varias, emprendedorxs y público amateur en el dibujo. Partimos de la premisa de que no vemos nuestres cuerpes en su naturaleza ‘real’ representades en los medios masivos de comunicación. Ponemos énfasis en romper los estereotipos corporales que nos oprimen, damos espacio a la diversidad de corporalidades y a personas invisibilizadas por el canon hegemónico. La propuesta es sencilla: juntarse a dibujar entre amigues y poder apreciar otros ‘modelos’ de cuerpes mientras nos bancamos juntes.


Surgió de la idea de querer dibujar cuerpes de cerca, observar y aprender. La primera Jam de dibujo fue en la una de nuestras casas, y armamos un evento casero, con feria de artistas, venta de obras y modeles vives. Un evento súper íntimo, entre amigues y conocides”.

Ilustraciones de No somos un jarrón -

No somos un jarrón

no somos un florero

no somos estátiques,

no somos decoración,

no somos objetos de consumo,

ni una cosa rígida,

no respondemos a la estética establecida

opresora,

hegemónica,

no somos frágiles


no somos un jarrón


somos une cuerpe que expresa

somos carne viva y cambiante

carne, hueso, mente

que siente y vibra

somos fuerza y acción

somos cuerpes polítiques

somos lucha

somos movimiento

somos curvas

somos hacedorxs

y deshacedorxs

somos lo que tenemos ganas


Mora de las Casas y Vicky Castria -


¿Cuál es el mensaje que buscan transmitir? ¿Cómo se entraman los feminismos en el proyecto No somos un jarrón? ¿Qué modeles utilizan?


“Como medio de difusión contrahegemónico de artistas y emprendedorxs multidisciplinaries, nuestra intención es no solo mostrar y dar a conocer nuestras obras, si no también visibilizar la diversidad de corporalidades, expandir nuestra concepción de le cuerpe y salir del ideal perfecto que la publicidad y los medios imponen: ese cuerpo flaco, hegemónico, moldeado como un jarrón. Buscamos la variedad de cuerpes y técnicas al momento de (la) performance, nos gusta ir cambiando de modeles para destacar la multiplicidad y la belleza de la diferencia corporal. ¡Por suerte somos distintes! De acá partimos, y es donde el feminismo también nos convocó (en especial a nuestra generación) como un ‘motor inicial’ que nos llevó a preguntarnos frecuentemente en nuestros ranchos de charlas con amigues cómo hacer para vernos hacia el adentro y hacia el afuera en un diálogo pacífico entre nosotres y nuestres cuerpes. Buscamos permanente e inacabable lo que somos y lo que tratamos de reflejar en les demás, donde la reinvención y el cuestionamiento constante nos dejan avanzar como personas.


Quisimos empezar a crear espacios donde no haya prejuicios, ni exclusión, ni censura de corporalidades ni de géneros, espacios feministas. También, erradicar de nuestro espacio el gorde-odio, trans-odio, homofobia y otras opresiones y situaciones machistas y patriarcales que nos afectan en todo momento a muches de nosotres. Que haya todas las diversidades, tanto en modeles como en expositorxs. En nuestra jam de dibujo, tenemos como prioridad la visibilización de cuerpes gordes, cuerpes con pelos, con rollos, con celulitis, cuerpes trans, cuerpes no binaries, cuerpes contrahegemóniques”.


¿Qué hay detrás de la elección de las poses? ¿Quién las piensa? ¿Hay una característica o denominador común entre todas?


“En definitiva, buscamos que se vea reflejada la búsqueda del ‘amor propio’ en el acto de la pose y su representación. Priorizamos la comodidad de le modele que posa, destruyendo la clásica pose vista en la publicidad, estática y aguantando el aire para parecer más flaques. Es mostrarse sin forzar nada, sólo dejarse ver y dejarse retratar. También, sentimos que te conocés un poquito más viéndote representade en dibujos por los ojos de otres”.

Fotografía por Delfina Lemann -

Tienen un feed muy llamativo en su cuenta de instagram. ¿Con qué criterio suben los dibujos?


“Siempre usamos dibujos de distintes artistas para reflejar y destacar aún más cómo la percepción cambia según la persona, según el punto de vista. Buscamos reflejar la diversidad y la búsqueda interna de un estilo propio, original y único de cada ser humano. (Lo hacemos) mostrando dibujos hechos con materiales y técnicas distintas, compartiendo trabajos y estudios del cuerpo humano de otres artistas emergentes. Es nuestro pequeño portfolio de dibujos e imágenes, que van quedando como registro de la participación de la gente en nuestras jams”.


¿Qué concepción de le cuerpe sostienen y cómo se enlaza esto con la vivencia del espacio en cada una de sus jams?


“Nuestre cuerpe es nuestra zona de tránsito, un templo interior, y entendemos que hay sentimientos y emociones que lo atraviesan. Por eso, buscamos generar un clima cálido de expresión y tolerancia en cada una de las jams. ¿Quiénes son les demás para hablar de le cuerpe de une? Contra el gorde-odio, contra las miradas críticas corporales, contra las miradas opuestas sobre le otre como un objeto de opinión, el proyecto de nuestra jam se erige como una crítica a todas estas cuestiones. Es un proyecto que trata de aceptarse y aceptarnos como cada une es realmente, con sus pliegues, con su naturaleza, desde un intento por esquivar los cánones estéticos invasivos; es la apreciación de les cuerpes como un diálogo y una comunicación más sensible.


En un mundo lleno de prejuicios que juzgan la diferencia entre las personas, No somos un jarrón busca generar un espacio, una isla de contención para todo aquello considerado como ‘mal visto’ o puesto como tabú por la sociedad. No importa ser flaque, gorde, pequeñe, o súper alte y con manos grandes para posar, esta es la idea fundamental que llevamos como bandera cada nuevo encuentro. Distintes, originales y úniques, eso es lo que importa realmente y nos hace valer”.


Por otro lado, el dibujo con modele vive siempre estuvo muy asociado con la representación de le cuerpe en las artes como fiel copia de la realidad. Numerosos estudios de Da Vinci y la “divina proporción” existen en los manuales de dibujo. ¿Qué opinión tienen sobre esto desde No somos un jarrón? ¿Es problematizado y cuestionado por ustedes?


“Sí, es interesante porque históricamente se impuso una forma de representación adaptada a un tipo de cuerpe estudiade que, en la mayoría de los casos, no coincide con la gran parte de la población. El famoso hombre de Vitrubio hecho por Da Vinci, símbolo emblema de la simetría anatómica perfecta, dejó una marca muy fuerte en lo que se supone como el ‘cuerpo ideal’, cuando en realidad bien sabemos que existen características propias de cada une que le diferencian del resto. Esto busca expresar el proyecto de la jam, romper con la idea de la belleza en la simetría que desde hace siglos se impuso. Todo es bello, no hay perfección. Cuestionamos: ¿qué nos molesta tanto de les cuerpes diverses, de les cuerpes desobedientes? Esto es lo que nos preguntamos y buscamos desnaturalizar y problematizar con la jam.


La representación de cuerpes en el arte invisibiliza les cuerpes que no son flaques, blanques, o hegemóniques. Estas corporalidades no entran en las pantallas, ni en las publicidades, ni en las fotografías de tapa de revista; no salen en los medios de comunicación. Son cuerpes apartades, silenciades y excluides. Siempre se muestran personas con la piel perfecta, de clase alta y heterosexuales.


Queremos mostrar la belleza de estos cuerpes gordes, negres, trans, y dibujar todes les cuerpes; cambiar la idea de que hay une únique cuerpe posible y une únique cuerpe belle”.

Ilustración de No somos un jarrón -

¿Qué planes tiene a futuro No somos un jarrón?


“Como colectivo, nos encantaría poder llevar nuestro proyecto a la calle de alguna forma, salir a pegatinear con contenido disidente y técnicas artísticas fáciles de reproducir como el paste up y el grabado, características del arte democratizante. (Nos gustaría) lograr exteriorizar la concepción que militamos de le cuerpe desobediente, dando batalla a la imagen ideal que circula en la calle y los medios de comunicación. ¡Queremos cuerpes reales, cuerpes en les que nos veamos representades!


Por ahora, en esta situación que nos impone el confinamiento obligatorio, seguimos realizando la jam de dibujo con modele virtual, a través de videollamadas programadas y escenografías pandémicas desde los hogares de nuestres modeles. Al mismo tiempo, como se presenta una situación económica difícil que también nos afecta, estamos compartiendo links de Mercado Pago para poder aportar y contribuir con el trabajo de les modeles que ven su laburo frenado”.


Entrevistamos a Eliana Noelia Cristaldo, modele vive de la jam.


¿Qué significa No somos un jarrón para vos?

“Para mí, No somos un jarrón significa darle entidad y voz a todo aquel que se presente en virtud de entregar su magia posando. Es poder entender que quien está posando lo hace de manera activa, y que muchas veces quiere transmitir un mensaje; sea de lucha, belleza o amor”.

Fotografía por Delfina Lemann -

¿Qué importancia tiene para vos la representación del cuerpo en tu trabajo?

“La representación que tiene para mí el cuerpo es fundamental. El eje que atraviesa mi trabajo es la visibilización de los cuerpos gordos, muchas veces apartados. Es poder encontrar la belleza y mostrarla sin censura alguna”.

¿En qué plataforma podemos encontrar tus trabajos?

“Actualmente encuentran mi trabajo en mi Instagram, @exorquidea”.


Se puede ver nuestro portfolio de dibujos e imágenes de las jams de dibujo con modele vive y participar desde @nosomosunjarron.

Galería de imágenes cortesía de No somos un jarrón





@2019 REVISTA MANTIS

  • Instagram - Negro Círculo
  • Facebook - Círculo Negro
  • Twitter - Círculo Negro