@2019 REVISTA MANTIS

  • Instagram - Negro Círculo
  • Facebook - Círculo Negro
  • Twitter - Círculo Negro
  • REVISTA MANTIS

La mitad menos uno

Por Tais Chiurazzi -

El movimiento feminista que acompañó a Macarena Sánchez como promotora y bandera de la profesionalización del fútbol femenino logró su cometido el pasado 16 de Marzo. La asociación Argentina de Fútbol (AFA) anunció que el deporte deja de ser amateur y comunicó que se transferirán 120 mil pesos mensuales por club para el pago de 8 jugadoras mientras que en cancha juegan 11 por partido, y los planteles suelen ser de 23 o más. Un derecho conquistado. Por la mitad. En realidad, menos de la mitad.


A partir de la temporada 2019-2020, las jugadoras ingresarán dentro del Convenio Colectivo de Trabajo, en el cual ya están enmarcados los varones de las primeras tres categorías del fútbol argentino. La disciplina de mujeres tendrá un régimen semi-profesional, similar al de la Primera C masculina.

Ilustración por Maria Emilia Giordano -

Los equipos que comenzarán a ejercer este derecho son River Plate, Boca Juniors, San Lorenzo, UAI Urquiza, Racing Club, UBA, Huracán, Lanús, Platense, Independiente, Estudiantes, Villa San Carlos, El Porvenir, Excursionistas, Atlanta y Deportivo Morón. Éstos divididos en dos zonas: Championship y Relegation.


Entrevistamos a Sabrina Lugo, una de las últimas incorporaciones estratégicas del club millonario para seguir puntero en el campeonato. Sabrina juega al fútbol desde los 2 años, cuando su abuelo le dió una pelota para jugar y nunca más pudo dejarla. El falso enganche llegado del Chaco y fanática de Fernando Cavenaghi habló con Mantis sobre la revolución y la profesionalización.


¿Hace cuánto llegaste a River Plate?

Sabrina: Llegué el 23 de julio, estoy hace 8 meses casi. Juego en la primera y elegí River para seguir mi carrera como profesional porque soy hincha de este club y siempre soñé con jugar acá.


¿El club te brinda alguna ayuda económica?

Sabrina: Sí, en cuanto a lo económico nos dan un viático. También nos brindan 3 de las 4 comidas (almuerzo, merienda y cena). Algunes de les jugadores estudian en el Instituto River Plate. Lo único que no nos brinda el Club es pensión a les chiques de afuera.


¿Qué pensas de la profesionalización del fútbol femenino?

Sabrina: Es un paso muy importante para les futbolistas, que nos empiecen a dar la importancia que merecemos, que tengamos los mismos beneficios, porque nos exigen igual que a ellos, pero con la diferencia que no nos brindan los mismos recursos. Falta muchísima información para difundir, por ejemplo, desde las distintas realidades que vivimos cada une de nosotres hasta la diferencia en cobrar entrada o no en un partido para venir a vernos. En cuanto a los contratos, es injusto, porque con 8 jugadores no haces ni siquiera un equipo, todas hacemos el mismo esfuerzo y es injusto que el resto hace los mismo y no cobra nada.


¿Qué opinas de la AFA y lo sucedido con Macarena Sánchez?

Sabrina: Espero que se cumpla todo lo que se dijo y que no sea solo algo del momento. A mí, en particular, hay algunas cosas que no me cierran, pero voy a esperar, a ver qué pasa cuando llegue la hora de hacer las cosas. Con respecto a lo de Macarena tuve miedo, pero por ella. El 70% de la profesionalización del fútbol femenino es gracias a Macarena, hizo historia, fue protagonista y pionera de una lucha incansable, de una lucha que la ganamos.


¿Crees que todo esto hubiese sido posible sin el el apoyo del colectivo feminista?

Sabrina: El feminismo jugó un papel muy importante en todo esto, fuimos las mujeres y disidencias las que impusimos igualdad en muchos ámbitos y aspectos. Si no salíamos a la calle, hoy no estaríamos hablando de un fútbol femenino profesional, ni siquiera sería una idea. Hoy soy orgullosamente feminista.


La presencia de mujeres y disidencias en el reclamo, logró cumplir el sueño de les pibis. El sueño de aquellas que jugaron a la pelota sin importar el qué dirán, que les trataran de machos porqué insistían con que el fútbol fuera un deporte de hombres, que les dijeran que no iban a llegar a nada, que las discriminen, que las ninguneen.

Por elles y por les que no se animaron, hoy es de todes. Bienvenides al mundo donde la pelota no tiene género. Donde las canchas deben tener baños para nosotres y para ellos. Donde nuestro grito y nuestra hinchada se escucha. Donde nuestro lugar se respeta. Donde el “callate que no sabes” se calla. Donde siempre haya potreros para les niñes. Donde el deporte es inclusión o no es nada. Donde no vamos a parar hasta que el presupuesto y condiciones sean justas e igualitarias. La revolución vino a limpiar la pelota. Bien jugado chiques, no bajen los brazos.