• REVISTA MANTIS

Grooming: problemáticas en la pantalla

Por Tais Chiurazzi -


Martina tiene 14 años. Utiliza Facebook, Instagram y Tiktok. Entre las aplicaciones que más usa está Instagram. Su perfil es privado, y esa es la única regla que sus papás le pusieron al momento de hacérselo. Tiene una solicitud de amistad: un niño de 14 años. No tienen amigues en común, pero lo stalkea y encuentra un perfil parecido al suyo.


Comienzan a hablar. No sucede nada extraño durante un tiempo: intereses en común, juegos, colegio; hasta que las conversaciones tornan otro rumbo. Un día, el niño propone un juego en el que deben enviarse fotos en ropa interior. Ella acepta, sin saber que detrás de la pantalla no hay un niño de 14 años, sino una persona adulta. Eso es grooming.

Ilustración por María Emilia Giordano -

En nuestro país se define al grooming como: “la acción deliberada de un adulto de acosar sexualmente a un niño, niña o adolescente mediante el uso de Internet, a través de comunicaciones electrónicas, telecomunicaciones o cualquier otra tecnología de transmisión de datos (redes sociales, páginas web, aplicaciones de mensajerías como whatsapp, etc.)”. Es un delito que tiene una pena de entre 6 meses y 4 años de prisión. Se incorporó en el código penal recién en el año 2013, con la modificación de la Ley N° 26.904.


Les adultes que practican grooming crean un perfil falso para poder hacer un primer contacto con sus víctimas, le agregan a la red social y comienzan a entablar una conversación amena. El objetivo de la persona que acosa es que le niñe se sienta cómode y entre en confianza.


Desde que inició el aislamiento social, preventivo y obligatorio, el grooming en la Ciudad de Buenos Aires creció más del 30%. Aunque hay que tener en cuenta que, en el país, desde que comenzó la cuarentena, el ciberdelito en general aumentó un 500%. Les especialistas advierten que la conectividad a la que se ven expuestes les niñes durante el confinamiento es la situación perfecta para les acosadores. Solamente con un clic, les niñes y jóvenes pueden acceder a todo tipo de contenido y aplicaciones, y de ese mismo modo, les acosadores pueden llegar a elles.


¿Cómo actúan les acosadores? Les adultes responsables deben saber qué tipo de metodologías utilizan les “groomers”:

  • Para comenzar a ganarse la confianza de les niñes, se crean un perfil falso de una edad parecida a las de sus víctimas.

  • Para esto, aprovechan la información que dan les niñes en sus perfiles sobre sus gustos o preferencias.

  • A partir de allí, establecen el contacto por alguna red social para fortalecer el vínculo.

  • Este vínculo puede tardar desde meses a años para volverse de confianza, para que le acosadore deje de ser une desconocide para la víctima. Luego de un tiempo determinado, comienzan con el pedido de grabaciones o imágenes de carácter sexual, aunque hay que tener en cuenta que también se puede pedir un encuentro físico. En este caso, le niñe debería contar acerca del encuentro para que alguien mayor le pueda acompañar y así evitar algo mucho más grave debido a que el grooming a veces se utiliza como paso previo a violaciones o secuestros.

Para tratar esta problemática, el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos se estuvo preparando durante mucho tiempo para indicar paso a paso cómo se debe actuar en caso de sufrir grooming o de que algune conocide lo padezca. Para esto, ideó un decálogo para que les adolescentes y niñes tengan en cuenta todos los riesgos a los que se encuentran expuestes a la hora de estar en internet.


Entre las principales recomendaciones se encuentran no hablar con desconocides, no dar datos personales y desconfiar de las personas que pidan confidencialidad en los chats, entre otros.


Les adultes responsables de la familia tienen un rol fundamental. Elles deben supervisar el comportamiento de les niñes en el mundo de Internet. Desde el Ministerio se brindan una serie de recomendaciones para que puedan transitar la vida online con seguridad:

  • Deben acompañar en el uso de las redes sociales, para saber quiénes son sus amigues y explicarles que si interactúan con otre debe ser una persona que conozcan.

  • En caso de que le niñe les cuente acerca de algún tipo de acoso es importante no intervenir directamente en el asunto o castigar a le niñe o adolescente. Lo que se debe hacer, en ese caso, es realizar capturas de pantalla e imprimir las pruebas para poder realizar la denuncia. Por otro lado, se debe contener a le niñe o adolescente y explicarle qué fue lo que sucedió para que tenga las herramientas necesarias en el futuro, sin asustarlo.

  • Se debe generar un ambiente sano, para que le niñe utilice las redes sin miedo pero con responsabilidad.

  • Generar confianza y diálogo es fundamental para que les niñes cuenten con les adultes en caso de haber algún inconveniente.

  • Los perfiles siempre deben estar en modo privado, para que su contenido sea privado.

  • No se debe usar la cámara web o realizar una videollamada con une desconocide.

En caso de que esto llegue a ocurrir dentro de los hogares, existen diferentes lugares donde se puede registrar la denuncia. Cualquier comisaría debe tomarla. Actualmente, debido a la pandemia, las denuncias se están realizando vía web. Podemos comunicarnos por mail con la Fiscalía de Cibercrimen de la Procuración General de la Nación: cibercrimen@mpf.gov.ar. En la Ciudad de Buenos Aires, se puede denunciar mediante la Unidad Fiscal Especializada en Delitos y Contravenciones Informáticas (UFEDyCI) , que depende del Ministerio Público Fiscal porteño: 0800-3334-7225 / denuncias@fiscalias.gob.ar. Por último, para pedir asesoramiento, consultar o realizar denuncias, se puede llamar al 134.


@2019 REVISTA MANTIS

  • Instagram - Negro Círculo
  • Facebook - Círculo Negro
  • Twitter - Círculo Negro