@2019 REVISTA MANTIS

  • Instagram - Negro Círculo
  • Facebook - Círculo Negro
  • Twitter - Círculo Negro
  • REVISTA MANTIS

Despertares

Por Camila Pichardo -

Ilustración por María Emilia Giordano -

En las mañanas los colores con vos eran diferentes.

Aún no podía abrir los ojos llenos de lagañas.

La vibración del momento,

esos minutos de silencio,

ensueño, hasta darnos cuenta que las dos estábamos ahí,

al lado, aún con los ojos cerrados.

Me gusta despertar y mirarte

unos minutos antes de que te despiertes,

poder observar, sin que te intimides, todos tus detalles

sin que te pongas roja y me digas que siempre me cuelgo mirándote.

Pero no puedo evitarlo.

Tus labios naturalmente delineados,

restos de rimmel que quedaron de la fisura de ayer.

A pesar de estar profundamente dormida,

no me soltás la mano.

Me gusta recorrer con la punta de mis dedos

las curvas que se forman en tu espalda,

si pudieras darte cuenta de lo linda que te

ves cuando de a poco abrís los ojos, me sonreís

solamente nos tapan las sábanas.

Tan libre, tan vos.

Algo de nosotras

que se había descontracturado,

un punto de no retorno,

de alguna forma mi piel se acurrucaba en tu temperatura,

en la caricia constante.

La primera vez que nos despertamos juntas

me transpiraban un montón las manos.

Un montón.

Pero no podía no acariciarte,

supe que no te importaba.

Un punto de confundir cierta neurosis

con el sabor de tus besos.

Y qué besos.

Late fuerte el corazón, ¿sabés?

Justo en el momento en el que apoyás tus manos en mi cadera

subiendo lentamente

y me agarras las tetas de costado para apretarlas y acariciarlas.

En ese orden.

Siempre parece que lo hacés por primera vez,

con ese develamiento propio de lo incierto.

Mi sistema nervioso se entredeja ver

en esas pequeñas descargas de electricidad

producto tuyo y del THC.

Se hacen presente

en mi piel, me erizan.

Siempre vas a ser un hermoso recuerdo de verano,

donde todos los días nos despertábamos sin ropa.