@2019 REVISTA MANTIS

  • Instagram - Negro Círculo
  • Facebook - Círculo Negro
  • Twitter - Círculo Negro
  • REVISTA MANTIS

Cobertura Marcha del Orgullo 2019

Por Lucas Gonçalves -


La marcha del orgullo es el momento más hermoso que puede vivir una persona que fue reprimida tanto tiempo, que quizás no recibió el amor que necesitaba o abrazos que curan el alma. En la marcha no te van a faltar ninguna de estas cosas. Es un lugar donde podés ser quien realmente sos, libre de prejuicios y estereotipos; donde se respira alegría y libertad.


Ver a las personas cantar y bailar con el sol como reflector es una caricia al alma. No hacen falta palabras para entenderse: con una mirada y una sonrisa te comunicás e instantáneamente sabés que ese es tu lugar, donde pertenecés, donde sabés que debés estar.

Fotografía de María Bessone

La gente se sienta en el pasto a charlar y a disfrutar de una tarde alrededor de personas que no conocen. Quizás al principio da un poco de pánico el pensar en que estás rodeade de tanta gente, pero en el momento te hacen sentir segure y cómode.

Nos reunimos a festejar y a manifestarnos contra la desigualdad. Luchamos por cada une que hoy no está para contarlo, levantando la bandera que les representa, con carteles y la voz en grito, pidiendo que se acaben los crímenes de odio y una sociedad más justa e inclusiva.


Los camiones salen de Plaza de Mayo repletos de gente que baila durante todo el recorrido hacia el Congreso. Más gente camina a los costados de los camiones con una sonrisa de oreja a oreja. Todes se movilizan por la calle como si estuvieran en un sueño, y sin querer te dejás llevar por la música. Ves un montón de sonrisas, que se te contagian como bostezos. Aunque sea por unos minutos te sentís libre y feliz.


¿Acaso existe algo más bonito que las fiestas y manifestaciones pacíficas?


¿Hay algo que emocione tanto como ver a la gente luchar por su libertad, por sus derechos y por amor?


Fotografía de María Bessone

La verdad es que no lo creo.


Si estás leyendo esto y quizás no participaste de esta marcha por miedo, por ansiedad o porque no podías, no te preocupes, que el año que viene habrá otra oportunidad. Esta fue la marcha número 28, pero te aseguro que hay muchas más en camino, porque no vamos a parar de luchar y festejar por la libertad e igualdad.


***


En el marco de la alegría multicolor que vivimos el sábado, Lautaro, cofundador del grupo Trans Argentinxs, y Bruno, miembro del mismo, compartieron sus miradas sobre cómo vivieron la marcha y qué lugar ocuparon las consignas que viene llevando adelante la comunidad Travesti-Trans.


¿Cuáles fueron sus sensaciones en la marcha?

L: Me sentí feliz por marchar por primera vez en una columna con juventudes trans de todas partes del país. Éramos tres ONG las que marchamos, fue mágico. Claramente hay mucho que mejorar aún, pero también es parte del folclore.

B: Me sentí muy seguro, fui con les chiques. Fue mi primera marcha, fue muy lindo. Un ambiente re tranqui. Un poco de cagazo en medio de la marcha, pero porque, como dije, fue la primera.


Se quitó del nombre de la marcha todo tipo de etiqueta en relación a las identidades, porque muchas de ellas no se reconocen bajo ningún nombre en particular. ¿Cómo vieron esto en las calles?

L: Se habla de un avance. No estuve en la discusión, que seguro se realizó en la asamblea de la COMO (Comisión Organizadora de la Marcha del Orgullo). De seguro fue un reclamo llevado por les más jóvenes, y lo celebro. Así se vivió.

B: En la calle no sé si hubo tanta quita de etiquetas. Obviamente cada uno (estaba) con su bandera y su etiqueta. Lo que sí, en las banderas solo estaba la del orgullo LGBT y la del orgullo trans. Pero obvio que en la calle cada uno marchaba con las banderas con las que se identificaba.


¿Tienen alguna crítica al respecto de la presencia de las personas hetero-cis que participaron de la marcha?

L: Me encanta que participen, hay que convivir en la diversidad. Particularmente nos pasó de vivir situaciones incómodas en la marcha con gente cis, pero bueno, también con tanta gente es difícil calmar los humores. Por ejemplo, yo discutí con el fotógrafo del diputado Leo Grosso. Quería que nuestra bandera no tapara al diputado, era imposible, y le pedí que no nos sacara fotos debido a que marchábamos con menores. Fue muy irrespetuoso, era nuestra marcha y fueron a hacer un spot político que no comparto para nada, menos si llevan violentos.

B: No, yo soy pro aliados mientras entiendan que es nuestra marcha, no de ellos, y no anden con ninguna bandera que nos representa a nosotros y no a ellos. Siempre es bueno tener apoyo.


¿Creen que la marcha fue difundida en los medios de comunicación en su totalidad, con los fines de visibilizar la problemáticas del cupo laboral trans, el faltante de hormonas y la discriminación heterocispatriarcal? ¿O creen que fue contada solamente como una fiesta que se realiza una vez por año?

B: Hubo mucho festejo, mucho orgullo, mucho marketing, mucho sponsor, etc. Yo, sin embargo, siento que si bien se trató de visibilizar las distintas problemáticas, se centró más en el baile y la joda, por así decirlo. Vi mucho reclamo por parte del colectivo de lesbianas, pero como dije, sobre problemáticas trans no tanto. Sin embargo, en la página de la marcha sí se había difundido sobre las problemáticas trans.

L: Ninguna de las consignas llevaba lo que me contás. Eso también es algo que se vio reflejado, ya que hubo una gran columna de organizaciones que llevaron como principal consigna cupo laboral trans.... Dentro de la diversidad hay diversidad. Y los medios tradicionales sí lo vieron, lo comunicaron como una fiesta, a diferencia de muchos medios digitales que aportaron con difundir las problemáticas LGBTIQ+.


¿Cómo vieron reflejada en la marcha la problemática de la falta de hormonas por el recorte estatal?

L: Si mi memoria no me falla, no fue una de las principales consignas, y (eso) me pareció un poco negativo. Aunque sí es real que el tema de los faltantes es algo que se trabaja diariamente desde las organizaciones, actualmente el principal faltante es el de testosteronas. Algo que también se debe destacar es que la población trans ha crecido, y con ella el acceso a los tratamientos hormonales. Viendo el lado positivo, ha disminuido la clandestinidad de estas prácticas.

B: Había muchísima gente con carteles sobre esa temática, en medio de la marcha vi varios. Era un tema a tratar y se tuvo en cuenta.


¿Algo que quieras agregar?

B: Que fue hermoso ver a toda una comunidad junta llena de buenas vibras y con ganas de seguir visibilizándo(nos).


Cobertura fotográfica colaborativa de María Bessone y Amanda Campos.