• REVISTA MANTIS

Ópera Queer: redescubriendo el género

Por Julieta Ferrando -


Fer y Lucho de Gyldenfeldt son Ópera Queer. Estos artistas, que lo dejan todo en escena, llenan todos los espacios con sus vibrantes voces e increíbles presencias. Se definen a sí mismos como “pillos barítonos (...) gemelares, pero no idénticos”. Cuando entran a escena el lugar se tiñe de magia sudaca llena de identidad marica. Lucho es egresado de la Licenciatura en Canto Lírico de la Universidad Nacional de las Artes. Fer es profesor de música, formado en el Conservatorio de la Ciudad de Buenos Aires.

Llegaron para reinventar el género lírico. Con el vestuario y virtuosidad en la voz, evocan tiempos antiguos. Sin embargo, sus intencionalidades traen las problemáticas de la colectiva LGTTB+Q del presente. Con muchísimo humor, estos profesionales del drama logran hacer renacer una emoción ya casi extinta: la pasión por la ópera.



Se han hecho cargo del legado de la ópera, género que parece estar a punto de desvanecerse. Sin embargo supieron renovar el estilo con gran talento y creatividad. La experiencia Ópera Queer es única en las ofertas que nos brindan los teatros de Buenos Aires. Esta autodenominada “propuesta diversa” transmite la necesidad de reparar lo que siglos atrás fue símbolo de opresión para las personas diversas y marginalizadas. En el pasado, la ópera fue el entretenimiento de las clases dominantes, que instalaron los límites de lo artísticamente válido. Quienes quedaban por fuera de esta reducida hegemonía, no sólo quedaban fuera de la escena dramática, sino que eran obligades a reprimir o esconder su verdadera expresión o sufrir crueles castigos físicos y psicológicos.


La identidad que subyace en el arte de estos creadores es la expresión de lo no binario. Escogen fragmentos operísticos de la música clásica para contar una gran historia con sus voces y cuerpos puestos en juego. Un juego que se ha llevado a muches en la lucha por sus derechos y que les hermanes reivindican durante todo el espectáculo. Es una obra política y comprometida, que conoce el pasado patriarcal y castigador en el cual se gestó este lejano género musical.


El talentoso dúo rompe con los ya utilizados temas del amor, el desamor, los celos, el odio y la hermandad a través de una propuesta bizarra y divertida. Ópera Queer llegó para quedarse. Es una alternativa popular a un género que se creó para entretener a los poderosos. Hoy, llena de glitter y vino, nos abraza e invita a ir a verla una y mil veces.

@2019 REVISTA MANTIS

  • Instagram - Negro Círculo
  • Facebook - Círculo Negro
  • Twitter - Círculo Negro